Pros y contras del aire acondicionado y sus diferentes tipos

Screenshot_1El aire acondicionado tiene por igual detractores que benefactores de su uso. Con esta ola de calor tan sofocante que estamos pasando, en muchos casos este dilema queda diluido ante las ventajas de su utilización.

Es cierto que en muchos casos se le ve como el mejor electrodoméstico del hogar, que nos quita el calor y nos hace el día más llevadero, también tiene sus desventajas. Veamos primeros las ventajas:

  • Facilita enormemente el confort en el trabajo, en lugares de ocio y en el hogar.
  • Aumenta el rendimiento y mejora nuestra actividad física.
  • Elimina los insectos y parásitos.
  • Mantiene la hidratación y la sudoración.
  • Mejora la calidad del aire.

Y las desventajas:

  • Alteración de vías respiratorias provocadas por cambios de temperatura.
  • Aumento de los niveles de ruido.
  • Alergias respiratorias: rinitis, faringitis, irritación faríngea, afonía o conjuntivitis.

Pero, ¿qué tipo de aparato es mejor? ¿Qué pros y contras tiene cada uno?. Veamos los tres modelos más extendidos en el mercado:

  • Aire acondicionado común: aparentemente el mejor, el que más rápido enfría el espacio. Ocupa poco y su diseño, cada vez más moderno, es muy discreto. Su rapidez en la adecuación de la temperatura lo convierte en perjudicial para la salud por los cambios bruscos de ambiente. En la mayoría de los casos requerirá de obra: eléctrica, fontanería y albañilería.
  • Aires acondicionados portátiles: el más económico, pero el de mayor consumo eléctrico. Ocupa bastante espacio, aunque hay modelos con mayor capacidad de integración. Produce un mayor nivel de ruido y no enfría de una forma tan visible como el aire acondicionado común.
  • Ventiladores con aspas: la opción más sostenible y barata. Escaso consumo de energía, valor importante en la actualidad, y discreto en la decoración. Obviamente no enfría de igual forma que el aire acondicionado y en muchos casos la temperatura permanece inalterable, observándose modificaciones tras un largo periodo de funcionamiento, ya que si nuestro espacio no facilita las corrientes de aire, el beneficio es nulo. En algunos casos resulta molesto a niños y mayores, causando irritación en los ojos, ya que mueve el aire con fuerza.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *